¿Cómo saber cuándo la auditoría es estratégica? - DMA Advisory
17359
post-template-default,single,single-post,postid-17359,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

¿Cómo saber cuándo la auditoría es estratégica?

Ciudad y sus industrias y torres de negocio

¿Cómo saber cuándo la auditoría es estratégica?

Auditoría es un estudio que analiza exhaustivamente un proceso o aspecto de la empresa: las cuentas, los recursos humanos, la protección de datos, la comunicación, el tema fiscal, financiero, etc. En contabilidad, la auditoría de cuentas permite saber al detalle un estado, una foto fija de su estado.

En este artículo vamos a ocuparnos de un servicio distinto, es la auditoría estratégica que utilizamos para situar a la empresa en el contexto en el que desenvuelve sus actividades.

En nuestro catálogo de servicios en DMA Advisory, definimos la auditoría estratégica como: “… una investigación inteligente, una herramienta completa para determinar la posición que tiene la empresa respecto a sus competidores y el mercado. Busca conocer cómo estamos situados y en qué podemos hacernos fuertes o en qué fallamos. Se convierte en una tarea clave”.

¿Cuándo hace falta una auditoría?

Entendemos que es necesaria una auditoría estratégica cuando hay:

Desviación en los resultados de la empresa hacia pérdidas, es decir, insolvencias

-Necesidad de financiación.

Pérdida de la rentabilidad respecto a otros competidores.

– Procesos de digitalización para competir en mejores condiciones.

– Entrada de nuevos competidores a nuestro mercado.

– Problemas en la tesorería de la compañía.

Entre otras posibles razones.

Se hace un análisis económico y financiero de la estrategia de la empresa para ver si la que está utilizando es correcta o incorrecta, si va a llegar a buen fin o no. Si está en línea con el mercado o no, si guarda relación con el sector al que pertenece o está llevando a cabo acciones que le desvían de su objetivo.

Una metodología de las grandes para las pymes

Ante cualquier estudio a realizar para revisar la gestión de una empresa, grande mediana o pequeña, lo primero que se hace es una auditoria. La auditoría es como una “modelización del trabajo” desde el punto de vista económico financiero, desde allí se hace todo lo demás.

Se necesita este análisis en casos en que es imprescindible el dato del estado de las cuentas, en procesos concursales, en un peritaje judicial, o en la tramitación de la financiación con entidades bancarias etc.

En una auditoria estratégica se analiza de forma dinámica el funcionamiento de la empresa en su entorno. Todo lo que hay en cada cuenta. Pero además, se busca lo que te trasmite la información. Anteriormente solo se hacía auditoría económico- financiera. Al ampliar hacia procesos de reestructuración. actualmente lo que hacemos es ampliar esa información complementaria a la auditoría. Al final no cuentan solo los números, se analizan esos números, de dónde vienen, si son lógicos o no son lógicos, digamos que la auditoria que se hacía en las multinacionales  es la que ahora hay que hacer obligatoriamente desde la pequeña hasta la más grande de las empresas. Son muchas las razones por las que es necesario saber cómo está operando la empresa.

El entorno y la empresa

La empresa está inmersa en un sistema económico complejo. Está marcada por los comportamientos del sistema que afectan su desenvolvimiento: leyes que le regulan o un sistema tributario, ambos siempre cambiantes, el funcionamiento del mercado, los fenómenos socio económicos que condicionan el devenir de la demanda de productos y servicios.

Le afectan pues, parámetros:

Macroeconómicos: inflación, tasas comerciales, precio del dinero, demanda y confianza de los consumidores, tipo de cambio, leyes, cambios en la tecnología, políticas gubernamentales, ubicación geográfica, factores culturales, por ejemplo.

Microeconómicos, todos los elementos que forman parte de su entorno microeconómico como: tendencias de su nicho de mercado, competidores, proveedores, clientes, trabajadores, servicios.  

No hay más que pensar un segundo en lo que ha pasado a todo el sistema empresarial vinculado al pequeño comercio, el turismo, la hostelería o el espectáculo, afectado gravemente por las restricciones a la vida social del confinamiento y las restricciones a la movilidad, para entender cómo afecta el entorno a las empresas.

Por el contrario, ha sido la empresa digitalizada, la logística, y el comercio electrónico los que de forma inesperada se han visto favorecidos por la alta demanda de sus servicios.

Una empresa debe hacer, con un exhaustivo análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) un estudio parametrizado y apto para hacer seguimiento en el tiempo de sus comportamientos en el entorno en que se desempeña.

Hacer un análisis D.A.F.O., es un estudio que puede ser potente cuando se hace con métricas y llevando el recurso hasta sus últimas posibilidades.

Esta es la forma de abordar dos aspectos fundamentales:

-Un análisis contable y financiero de su situación actual.

-Una prospección de la posibilidad de cumplir con sus objetivos en el tiempo.

Visión estratégica y de contexto

Para ejemplificar la importancia de la auditoría estratégica, es necesario observar cómo los datos tienen sentido con la visión estratégica: si solo se analizan los números no podemos extraer información útil. Hacer solo una revisión contable no aporta la infomación necesaria, hace falta analizar cuáles son los ratios vitales para evaluar su situación y cuáles no, cuál es la estrategia de negocios de la empresa en los prróximos cinco años.

Por ejemplo, si hacemos una auditoria de una industria productora de zumos de naranja, es relevante saber si el Gobierno ha firmado un convenio de importación de la fruta con Marrruecos. Eso tendrá una incidencia en su mercado. O por ejemplo,si analizamos a una industria metalúrgica, es relevante conocer la tendencia a la baja o al alza de los precios del acero.

Una metodología propia y global

De esta manera, entre los aspectos fundamentales a considerar están los económico-financieros, analizar el control interno de la compañía. Y los aspectos externos. Incorporar estas consideraciones a la auditoría estratégica, la consultaría y a la reestructuración forma parte de una metodología con visión holística de la empresa. Esto aporta una línea de actuación, y es lo que generalmente lleva a un proceso de restructuring o reestructuración que ayuda a la empresa a sanear sus procesos y encarrrilarse a puertos más seguros.

¿NECESITAS RECUPERAR TU EMPRESA? QUEREMOS COLABORAR CONTIGO

Preguntas Frecuentes