Black Friday Estratégico - DMA Advisory
17637
post-template-default,single,single-post,postid-17637,single-format-standard,editorskit-live-previewer,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Black Friday Estratégico

Black Friday

Black Friday Estratégico

Hay encuestas que apuntan a que muchas pymes españolas confían en el Black Friday como sistema para equilibrar las cuentas. Sin duda puede ser una gran oportunidad para mejorar la liquidez.

Por ejemplo, el Black Friday puede ser una ocasión para:

-Captar nuevos clientes.

Aumentar la liquidez puntual y captar parte de las compras navideñas.

-Saldar algún stock.

-Hacer atenciones de fidelización a los clientes que ya tenemos.

Este fenómeno que irrumpió en España en el año 2012 ha ido en aumento por su gran éxito. Su historia aún es difusa pero lo que sí es cierto es que suele ser una acción de grandes centros comerciales que poco a poco, y con estrategias adaptadas, ha ido permeando hasta las pymes.

Sin embargo, en una situación de incertezas en el funcionamiento del mercado, llamamos a aplicar este recursos con la mirada puesta en el mediano y largo plazo.

Las preguntas que debemos hacernos

Antes de lanzarnos a este fenómeno, hay que recordar que actualmente y dada su intensidad, es un fenómeno que se juega en el plano digital. Por ello, llamamos a hacer las siguientes preguntas antes de lanzar una campaña como esta:

-¿Tiene mi plataforma web capacidad para atender un aumento intenso en la demanda de servicios?

-¿Supone un riesgo a la larga para la solvencia de la empresa?

-¿Tengo stock y/o capacidad para atender una sobredemanda?

-¿Voy a tener capacidad de invertir en márketing para hacer llegar mi mensaje en un momento de enorme ruido publicitario?

Una buena campaña de márketing puede tener tan buenos resultados y costes que llegue a no ser compensada por la oferta real de productos y servicios que podemos ofrecer… o viceversa. Podemos prepararnos para una demanda que no logre hacerse el suficiente espacio en el mercado.

El Black Friday está bien cuando los márgenes de rentabilidad son positivos y solo deben hacerse con un cálculo preciso sobre el resultado de esos márgenes.

Alternativas

Algunas alternativas posibles para aprovechar esta apertura del público a consumir puede desarrollarse con estrategias más inteligentes. Por ejemplo, evitar competir en ese momento de gran ruido en el que nos sobrepasan las grandes superficies.

Diluir a lo largo de la semana anterior una campaña más directa con nuestra lista de clientes.

También es interesante ofrecer un servicio gancho para captar nuevos clientes sin descuidar a los que ya tenemos.

Otra opción para aprovecharlo podría llegar a ser incluso más estratégica y … comprar lo que nos conviene para ser más competitivos. Y no caer en la ola general. No al autoengaño.

¿NECESITAS RELANZAR TU EMPRESA? QUEREMOS COLABORAR CONTIGO

Preguntas Frecuentes